Hormonas y salud oral

En lo que se refiere a la producción de hormonas, el cuerpo de la mujer pasa por diferentes períodos a lo largo de su vida. Los cambios que se producen en los niveles de estrógenos y progesterona actúan sobre las encías y modifican, por ejemplo, la composición de la flora bucal.

Comenzando por la etapa de la pubertad, podría llegar a producirse una inflamación de las encías, pudiendo generar una gingivitis marcada por el enrojecimiento y el sangrado de las encías.

Sin embargo, en la época fértil de la mujer, numerosos estudios señalan que el nivel hormonal tiene un papel protector en la encía, aunque no debemos olvidarnos de mantener una correcta rutina de higiene bucodental y de las visitas periódicas al odontólogo.

Durante el embarazo, los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona provocan de nuevo que se inflamen las encías, pudiendo originar crecimientos de esta, una afección llamada épulis.

La gingivitis aparece en un 60% o 70% de las embarazadas, pero en la mayoría de los casos parece que esta patología oral comienza antes del embarazo debido a una higiene oral deficiente, por lo que es fundamental extremar la limpieza bucal y cuidar de nuestros dientes y encías de una manera óptima.

Finalmente, al entrar en la menopausia, se reduce el papel protector de los estrógenos sobre las encías, por lo que, de nuevo, debe extremarse el cuidado de la cavidad oral. En este período, también es característica la sequedad oral, que favorece la acumulación de placa bacteriana.

Sea como sea, es esencial el control de un profesional para mantener una buena salud bucodental. En Más Q Sonrisas te recomendamos acudir cada seis meses a nuestra clínica para que te ayudemos a tener una sonrisa sana y bonita.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+